jueves, 5 de febrero de 2015

La Haya, una gran desconocida

La Haya, una gran desconocida

Detrás de la sombra de la maravillosa Amsterdam, podemos encontrar otras ciudades holandesas en las que merece la pena hacer una parada para conocerlas, entre ellas La Haya.

La Haya resistió los numerosos bombardeos producidos por el bando alemán en la Segunda Guerra Mundial, corriendo mejor suerte que su vecina Rotterdam, que fue completamente destruida, y en la que hoy encontramos una ciudad moderna, cosmopolita, repleta de rascacielos y grandes construcciones. Pero en La Haya continuamos encontrando el encanto que se respira en una ciudad histórica, cultural y muy hermosa.

Entre sus principales atractivos encontramos casas señoriales, parques, monumentos y museos. Algo más pequeña y menos bulliciosa que Amsterdam, la convierten en un destino ideal y asequible, para los que buscan un entorno tranquilo, elegante y pintoresco.

¿Qué visitar?

La Haya es muy cómoda, con la estación central en medio de la ciudad, que te permite llegar a casi todos los puntos importantes andando. En pleno centro histórico nos encontramos el Parlamento Holandés o Binnenhof, ya que La Haya es la capital administrativa de Holanda. Quizás el edificio más hermoso de la ciudad, junto al lago Hofvijver. Muy cerquita de allí nos encontramos la plaza Buitenhof, zona muy concurrida en el afterwork por la cantidad de bares, restaurantes y terrazas.

A unos minutos a pie podemos visitar una de las imágenes de postal, el Palacio de la Paz donde se encuentra el Tribunal Internacional de Justicia, órgano judicial de la Naciones Unidas y que cuenta con una de las mayores Bibliotecas de leyes internacionales.

A una hora en coche de La Haya encontramos el Madurodam, un parque en miniatura perfecto para descubrir qué es lo que hace que Holanda sea un país tan especial. Las casas de los canales, los campos de tulipanes, el mercado del queso, los molinos de viento, el Palacio de la Paz,…

En el Groenmarkt encontramos un viejo mercado medieval de frutas y verduras, el viejo edificio del ayuntamiento y el Grote kerk, una de las iglesias más imponentes de la ciudad.

Pero además, algo que caracteriza a La Haya es que dispone de una de las mejores zonas costeras de Holanda con el Scheveningen, el barrio costero de La Haya. Muy visitado en verano y en el que podemos pasear por su paseo marítimo o descubrir el maravilloso edificio Kurhaus, donde cada verano se celebra el festival de Holanda.

¿Cómo llegar?

Una de las mejores formas de llegar a La Haya es en tren, ya que Holanda cuenta con un magnífico sistema de transporte en tren, y la estación central está en el mismo centro de la ciudad. El aeropuerto internacional de Rotterdam / La Haya, se encuentra a unos 30 km de la ciudad.

En definitiva una ciudad para tener muy en cuenta para aquellos viajeros que disponen de unos días libres y tienen en mente realizar una escapada a Holanda.

Sigue el tablero La Haya - Holanda de Planeta Viajero en Pinterest.