lunes, 26 de mayo de 2014

¡Obrigado Lisboa!

Lisboa

No sólo hay que hablar de Lisboa por la emocionante final de la Champions vivida el pasado 24 de mayo. Lisboa merece mucho más. La capital lusa es una ciudad que enamora. Destino imprescindible cuando juntas días libres y vuelos baratos.

Lisboa se construye entre siete colinas y la desembocadura del río Tajo. Una ciudad que apuesta por la cultura como empuje económico y atracción turística. Nos van a faltar líneas para mostrar todo lo que vivir allí, pero aquí van los imprescindibles de Planeta Viajero:

El elevador de Santa Justa, uno de los principales atractivos, construido casi íntegramente en hierro, regala una imagen impresionante de la ciudad.

Carris, el  tranvía amarillo. Necesario el viaje en ese mágico tranvía. ¡Consejo! Aprovechar para subir el Barrio de la Alfama (barrio de pescadores con pequeñas callejuelas y estrechas) en tranvía y aprovechar para visitar el Castillo de San Jorge, en la colina con su mismo nombre.

Tampoco hay que olvidar la visita al Barrio Alto, y si es por la noche el ambiente es inolvidable. Barrio antiguo y pintoresco de Lisboa,  buen sitio para cenar escuchando un buen fado y sobre todo, ir de copas.

Por su parte, la Rua Augusta es la calle peatonal por excelencia, repleta de tiendas y  terrazas, con la que llegarás desde la Praça do Comerço a la hermosa Praça do Rossio,  donde se encuentra el Teatro Nacional Dona Maria II.

Acabamos con La torre de Belém, la portada de todas las guías. Es aconsejable visitarla a media tarde, para poder tener las mejores panorámicas del lugar. Y junto a la visita, el Monasterio de los Jerónimos. Y por cierto, no olvidar probar los Os pasteis de Belem los mejores pasteles de nata de la ciudad, una auténtica delicia.

En definitiva, es la excusa ideal para una escapada perfecta y que no te dejará indiferentes, porque todo el que viaja a Lisboa, repite.