miércoles, 23 de julio de 2014

Isla de Sal, vive Cabo Verde


Por si alguien se lo pregunta, la isla de Cabo Verde ni es verde ni es un cabo. En realidad es un archipiélago de 10 islas marrones frente a las costas africanas de Senegal. Un país seguro, muy acogedor y con gente buena. Un destino perfecto para los que quieren visitar por primera vez África. Es un país pobre pero feliz, y se dice que hay más caboverdianos fuera del país que dentro.

La más turística es Isla de Sal. Allí se encuentran la mayoría de increíbles resorts vacacionales con aeropuerto internacional. Un lugar, encantador, tranquilo y con clima árido. Hoteles confortables, para disfrutar de unos días de sol y playas de arena fina, junto a una ciudad, Santa María, con casas de una sola planta pintadas de colores chillones (amarillos, rosas, verdes…).

Si algo caracteriza a Sal, es su viento, perfecto para practicar windsurf y kitesurf, el mejor lugar es Ponta Preta, en el suroeste, un lugar mundialmente conocido por sus vientos regulares y sus magníficas olas, sobre todo entre los meses de invierno.

El Monte Grande es el punto más alto de la isla con apenas 406 metros de altura. En el cráter volcánico de Pedra Lume se explotaron hasta 1970 yacimientos de sal, ahora visitables por el turista.

Al Noroeste de la Isla está Buracona, donde se encuentra una piscina de agua natural, y una cueva que deja entrever un agua azul turquesa llamada llamada el Olho Azul. También de visita obligada el pueblo de pescadores de Palmeira. Cuyos habitantes se autoabastecen del puerto. Un pueblo con encanto en donde se pueden encontrar los souvenirs más baratos de la isla.

Si vamos a la isla de Sal, tenemos que probar la caechupa, el plato nacional,  muy parecido a una fabada a base de maíz, bacon y chorizo. También se pueden encontrar exquisitas langostas a la plancha. Y para beber, es obligado probar el grog,  un ron blanco o moreno que se sirve en forma de ponche.

Por último queremos daros unos consejos a evitar, como beber agua del grifo y poner cubitos de hielo en los vasos. Hay que evitar el consumo de agua no sólo por las cuestiones sanitarias, sino también porque en la zona solo llueve algunos días al año, y allí es un bien escaso.

Desde Planeta Viajero no queremos que te pierdas la oportunidad de visitar la Isla de Sal en Cabo Verde, magnífica para pasar unas vacaciones diferentes, de sol, playa  y relax.

Pulsa el enlace si quieres ver una galería completa de fotos de Isla de Sal.